En el marco de la normativa relacionada con seguridad y salud en el trabajo, las organizaciones deben enfocar sus esfuerzos en la prevención y mejora continua de la gestión de la seguridad laboral. Pero esto no es lo único: es un deber de los trabajadores hacerse partícipe de estas acciones. De esta forma, se tendrán en cuenta sus conocimientos y experiencias, constituyéndose así en aportes fundamentales para el sistema.

La participación del personal debe responder a la premisa de la proactividad, factor que juega un papel muy importante en la prevención y que debe ser liderado por la alta gerencia, con proyección a los colaboradores de todos los niveles de la organización. Es la alta gerencia la que se encarga, de demostrar con ejemplo, su compromiso e interés en adoptar y acatar las disposiciones legales vigentes de seguridad y salud laboral, en el marco del proceso de la mejora continua.

Según la guía de participación de los trabajadores en la seguridad y la salud en el trabajo de la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo y la Confederación Europea de Sindicatos (European Agency for Safety and Health at Work, s.f.), los principales motivos por los que los trabajadores deberían participar activamente en las gestiones de seguridad y salud en el trabajo son los siguientes:

  • La participación de los trabajadores permite desarrollar métodos eficaces para la prevención de riesgos laborales;
  • Cuando los trabajadores intervienen en la fase inicial de planificación de una medida, es más probable que comprendan los motivos por los que se adopta, ayuden a encontrar soluciones prácticas y asuman los resultados finales;
  • Si los trabajadores tienen la posibilidad de participar en la configuración del plan de prevención, ello les permitirá recomendar, sugerir y reclamar mejoras, y ayudar a desarrollar unas medidas dirigidas a evitar los accidentes y enfermedades laborales que sean oportunas y económicas.

Con base en las anteriores premisas, se hace también muy importante tener en cuenta los siguientes requisitos para asegurar una efectiva participación del personal ( National Safety Council, 2015):

  • Contar con el compromiso y liderazgo de la gerencia en los esfuerzos de seguridad.
  • Gestionar el desarrollo y capacitación del personal.
  • Procurar que la comunicación sea constante y variada (ya sea en forma verbal, no verbal, escrita ó visual).
  • Adelantar actividades relacionadas con el reconocimiento de conductas proactivas, la recompensa con base en resultados positivos del sistema de gestión, así como el refuerzo de personal si es necesario para fortalecer las prácticas de la seguridad.
  • Utilizar las herramientas para la participación de los empleados, entre las que se pueden encontrar: análisis de seguridad en las tareas, inspecciones de seguridad, capacitaciones, reuniones, observaciones de seguridad en las tareas.

Por ejemplo, las observaciones de seguridad en las tareas son un mecanismo muy importante para verificar si el personal está aportando propositivamente a la gestión de seguridad. Esto se logra cuando, por medio de observaciones a la ejecución de actividades, se verifica si las capacitaciones de seguridad han sido efectivas y si realmente el trabajador aplica lo aprendido, esperando verse reflejado en la adopción de comportamientos y prácticas seguras. Esto permite efectuar reforzamientos en tiempo real, denotando los aspectos positivos encontrados, así como las conductas que necesitan ser mejoradas para evitar la ocurrencia de accidentes o enfermedades laborales.

Pero la participación del personal también puede encontrar en su camino obstáculos, los cuales los responsables de los sistemas de gestión deben afrontar para evitar que sean un problema, buscando efectivas soluciones. Algunos de esos obstáculos pueden ser:

  • La alta gerencia no demuestra su compromiso ni liderazgo, tampoco da ejemplo en la adopción de medidas de seguridad.
  • Existe una cultura de miedo.
  • La participación requiere de tiempo, y puede restar esfuerzos en la producción.
  • Los aportes de los trabajadores no son tenidos en cuenta, se sienten ignorados.
  • Se piensa que la responsabilidad de seguridad solo recae en una persona.
  • Exceso de confianza y resistencia al cambio.
  • Capacitación inadecuada.

Recuerda: Tener en cuenta que la participación del personal significa un enorme reto, conocer sus requisitos, herramientas y obstáculos, es una base importante para poder gestionar las mejoras necesarias.

Con el compromiso y liderazgo de la alta gerencia organizacional y en el marco del cumplimento de la legislación vigente, se alcanzarán los mejores resultados.

¿Deseas ampliar esta información? Contáctanos al e-mail [email protected]

Abrir en WhatsApp
¿Necesitas ayuda?
Hola, ¿Necesitas ayuda?